Sierra de Madrid

Uno de los mayores atractivos de la ciudad, es su sierra, una bonita postal de invierno es ver la sierra de Guadarrama nevada, por ello, los madrileños aprecian y respetan tanto a su sierra, ya que  es uno de los valores naturales más importantes de la comunidad.

La sierra suele ser un foco frecuente de turistas desde la primavera hasta bien llegado el otoño, aunque realmente, la actividad en la montaña nunca cesa, ya que son numerosas las personas que deciden hacer rutas por la sierra aun con las temperaturas en contra.

Aunque una vez llegada la nieve, la atención se focaliza en el puerto de Navacerrada, ya que es muy normal que se colapsen las carreteras de acceso por personas con ganas de pasar un día en la nieve, esquiando en sus pocas pistas, pero al menos, es lo más cercano se tiene de nieve en 500 km.

El turismo rural, cada vez más de moda, hace que se reactiven pueblos que antaño fueron olvidados por su lejanía, además, la creación de numerosas rutas verdes, para bicicletas o caminantes, hace que sea mucho más accesible la sierra para todos, además de ser una buena alternativa al ruido de la capital un buen paseo por el campo.

Para los amantes del deporte, la sierra propone numerosas rutas de btm, donde sus numerosos descensos, caminos estrechos y trialeras, harán las delicias de los más aventureros, aunque siempre hay que ir por las sendas previamente marcadas, dado que si sufrimos un accidente fuera de las pistas, es más difícil el rescate y la caída puede ser peor para el ciclista.

Por ello, extrema las precauciones, tanto si vas andando como si vas en bicicleta, la montaña no es un parque, y hay que ir con la equipación adecuada, tanto botas, móvil, casco y demás cosas necesarias.